Masajes para Bebés

La comunicación con el bebé es un elemento fundamental para el desarrollo madurativo del recién nacido y afecta a todas las áreas (fisiológica, psicológica, afectiva y social). La piel es el órgano más grande que poseemos, el primer sentido que se desarrolla dentro durante la gestación y un canal maravilloso de transmisión de estimulación y afecto.

Mediante sesiones dirigidas por un especialista y totalmente personalizadas para el recién nacido ofrecemos la posibilidad de enseñar esta técnica centenaria a los padres que provee de beneficios al bebé y al adulto que lo realiza:

  • Favorece la interacción del bebé con el entorno que le rodea
  • Genera una mayor mielinización del sistema nervioso central
  • Provee al recién nacido de un espacio de estimulación y relajación
  • Supone alivio ante ciertos malestares (cólicos, estreñimiento, etc…)
  • Permite una mayor comprensión de las necesidades del bebé por parte del adulto
  • Refuerza el vínculo con los padres permitiendo un apego seguro

¡Es un momento mágico de comunicación con el recién nacido en el que no hacen falta las palabras!